Guía para elegir las mejores espinilleras

Guía para elegir las mejores espinilleras

Las espinilleras son un elemento de protección obligatorio en todas las categorías de fútbol. Gracias a ellas tus piernas están protegidas de posibles golpes y lesiones. Concretamente las espinilleras protegen a la zona de la tibia, más conocida como espinilla. Es una zona muy expuesta porque está situada justo bajo la piel y carece de músculos que puedan protegerla. Es muy sensible a las lesiones y al dolor.

Mucho han cambiado las cosas desde que Sam Weller Widdowson inventara las espinilleras a finales del siglo XIX. En aquella época, el fútbol era mucho más duro que en la actualidad y este futbolista británico, cansado de sufrir golpes y dolor, decidió protegerse recortando dos almohadillas protectoras de cricket y atándolas a sus piernas. Hoy en día son mucho más sofisticadas y hay más variedad, pero la función sigue siendo la misma: proteger las espinillas de los futbolistas de los golpes.

Pero hay que saber elegir bien y usarlas correctamente para sacarles el máximo partido tanto como protección como para que no afecte a nuestro rendimiento en el juego. Por eso es importante fijarse bien en cómo te sientes con ellas antes de comprarlas. No elijas unas espinilleras porque tu compañero de equipo las lleva o porque has visto a tu futbolista favorito usarlas. Tienes que asegurarte que sean cómodas y no afecten a tus movimientos.

Espinilleras: cómo elegirlas

Uno de los principales aspectos en los que debes fijarte es que te queden bien ajustadas, sin molestar. Pruébatelas y haz los movimientos que harías cuando juegas a fútbol. Las espinilleras no deben impedir o entorpecer tus movimientos y deben quedar bien sujetas a la pierna. Puedes elegir entre las que van cogidas con un velcro a la pierna, que no hay que apretar demasiado porque pueden producir molestias e irritaciones; las espinilleras de media, que hay que colocar bien ya que tienden a moverse durante el partido y pueden producir incomodidades, y las espinilleras con tobilleras, para proteger tanto pierna como tobillo.

Un truco para elegir bien la talla es conocer cuanto mide el espacio de tu pierna entre la rodilla y el tobillo. La espinillera debe quedar a unos 15 centímetros de la rótula y a unos 10 centímetros por encima del tobillo. Y debe cubrir al menos un tercio del total de la longitud de la tibia. Y si es para niños, la talla se mide por la estatura que tengan.

Respecto al material, elige el que más cómodo te resulte. Ahí espinilleras fabricadas en plástico, otras en fibra de carbono y también hay otras que combinan ambos materiales. Los futbolistas profesionales suelen utilizar las de fibra de carbono porque son más ligeras y absorben golpes de alto impacto. Además su interior de neopreno es muy flexible, se adapta muy bien a la tibia y es antideslizante.

También hay que tener presente qué posición ocupas en el campo de fútbol. Por ejemplo, un defensa necesita una espinillera con una amplia protección y puede ser necesario que lleve una cobertura de tobillo. Por su parte un centrocampista necesitará una espinillera menos rígida, mientras que un delantero necesita espinilleras ligeras y pequeñas, que protejan pero que garanticen una mayor movilidad. Y los porteros requieren una menor protección, por lo que sus espinilleras deberán ser ligeras.

1 Comentarios

    • Avatar
      Andres
      Noviembre 11, 2018

      Genial! Gran ayuda cuando no tienes muy claro que es lo que necesitas comprar.

Comenta esta noticia

*
**No publicado
*Url con http://
*
Producto añadido correctamente a la lista de comparación